Cataratas de Iguazú: increíble paraíso natural

sud-iguazo.jpg

Ante los ojos del viajero, este fenómeno natural y ecoturístico se convierte en un paraíso casi imposible de creer, que toma forma en la frontera entre Brasil y Argentina; del lado argentino se ubica en el Parque Nacional Iguazú -Provincia de Misiones- y en el lado brasilero, dentro del Parque Nacional do Iguaçu, que pertenece al Estado de Paraná. 

Las Cataratas del Iguaçú son el lugar que nadie puede dejar de conocer. En cualquier período del año, los viajes hacia ese destino maravilloso son abundantes, la oferta de planes es inacabable y eso permite obtener buenos precios, dada la competencia entre las agencias de viaje, que se preocupan por conseguir viajeros y atenderlos de la mejor forma posible.

¿Qué hacer en Iguaçu?

El maravilloso y armónico grupo de cataratas sobre el río Iguaçú, es un área protegida por los dos estados, declarado una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo; la belleza de sus caídas de agua y la espuma que producen 275 saltos, contribuyen a crear un paisaje único, espectáculo que turistas y exploradores aprecian y dejan grabado en sus cámaras fotográficas.

Este fenómeno majestuoso se inició hace más de 200.000 años. Durante la visita, los viajeros podrán apreciar torrentes de espuma y -la muchas veces retratada- Garganta del Diablo: caída de 80 metros de altura que a menos de 50 es observable en toda su magnitud, desde las pasarelas dispuestas como miradores. 

El puente marca la frontera entre Argentina y Brasil en el Puerto Canoas y se llega a él a través de trenes ecológicos. 

Es un placer caminar por los senderos para tener una mirada amplia y emocionante de la región, el paseo que vale la pena hacer, supone recorrer el área a pie y disfrutar el tour frente a las cataratas e ir avanzando por escalinatas talladas en las rocas. 

Es una experiencia inolvidable. Hay que hacer el trayecto con precaución, pero al descender, se llega a un precioso sendero en el corazón de la selva tropical, exuberante y pródiga. Desde allí se vislumbra la parte inferior de los saltos Lanusse y Álvar Núñez Cabeza de Vaca, además de otras ciudades argentinas. 

Para vivir momentos de aventura, lo mejor es navegar en una embarcación especial por el río Iguazú, quedarse estupefacto frente a la belleza de algunas de las más sorprendentes cascadas y fotografiarlas como recuerdo de viaje; pues se trata de una travesíaa sin precedentes.

Los parques 

El Parque Nacional Iguazú en el lado argentino y el Parque Nacional do Iguazú en Brasil, son importantes reservas ecológicas protegidas en América del Sur, declarados Patrimonio Natural por la Unesco en 1984; esta determinación se debe a la riqueza en flora y fauna local, además de una vegetación frondosa y llena de vida. 

Hay que decir que es necesario resguardar el área natural dado que en los últimos años se inició un lamentable proceso de deforestación. La flora nativa es propia de la selva semitropical del Paraná, con especies únicas, por su parte, la fauna está formada por animales originarios de la región.

Los Saltos de Moconá en el centro-este de Misiones, Municipio de San Pedro, es una de las mayores bellezas naturales. Es otro parque que recrea el esplendor de la vida natural, allí los saltos deleitan al turista y le entregan un gran espectáculo -único en el mundo-. 

El alojamiento

En el área cercana a las cataratas, es fácil encontrar buen alojamiento, se encuentran hoteles cinco, cuatro y tres estrellas,  hoteles tipo residencial, aparta-hoteles, hosterías, alojamiento en cabañas campestres -bien dotadas- y zonas de camping. 

¿Cómo llegar a las Cataratas? 

En Puerto Iguaçú se localiza un aeropuerto internacional, allí aterrizan vuelos desde Buenos Aires y desde otras ciudades argentinas, usados por quienes viajan en cortas temporadas. También de aerolíneas brasileras y de otros países de la región hasta la pintoresca ciudad de Foz en Brasil, provenientes de muchas ciudades de esa nación. Lan y Aerolíneas Argentinas vuelan de manera regular desde Argentina.  

El viaje por  vía terrestre es una experiencia  agradable, permite conocer más de esta región; en automóvil o en el servicio de buses cómodos, operados por empresas responsables, es un paseo que formará parte de la historia viajera de quienes lo realizan. 

Datos de interés

Recomendaciones y  consejos:

  • El clima en el sector de las cataratas es subtropical, caliente y húmedo en verano -octubre a marzo- y en invierto, con temperatura fresca y seca entre mayo y septiembre.
  • Se recomienda vestir y calzar ropa y zapatos adecuados y cómodos para largas caminatas o subir escaleras.
  • Muy importante tener los documentos de identidad requeridos: la cédula o equivalente para ciudadanos argentinos y brasileros, o pasaportes para los turistas.
  • Portar agua potable, cremas protectoras, quizá anteojos oscuros.
Compartir

¿Te imaginas viajar al lugar que siempre has soñado? ¡Es posible!

Artículos relacionados

CVU te acerca al viaje de tus sueños.