Londres: Arquitectura olímpica

Compartir
Londes-juegos-olimpicos.jpg

Los Juegos Olímpicos brindan la oportunidad perfecta de ver a los mejores atletas del mundo, pero a la vez permiten una aproximación a las soberbias construcciones que la ciudad de Londres ha levantado para las justas.

Londres, en Inglaterra, inició hace varios años un proceso de renovación arquitectónica con miras a la realización de los Juegos Olímpicos 2012. Y lo hizo en una de las zonas más deprimidas de la ciudad, que hasta la intervención de los arquitectos cumplía la triste misión de ser un basurero.
Juegos-olimpicos-londres
Quien observa hoy en día el paisaje urbano del área no podría imaginar su oscuro pasado. Porque en donde antes habían desechos se levantan edificios de impecable factura, diseñados por algunos de los arquitectos y estudios más reconocidos del planeta.

 

Estamos hablando de nombres como los de Zaha Hadid, Michael Hopkins, Alejandro Zaera-Polo y el estudio arquitectónico Populous, que se fijaron la meta no sólo de levantar edificios soberbios, sino además hacer de ellos dignos representantes de la arquitectura eco-amigable.

Por este motivo no es de extrañar que en las construcciones se utilizaran principalmente materiales reciclados y se hiciera el máximo aprovechamiento de los recursos naturales. Lo mejor es que esta no es una propuesta temporal, que pasará de moda una vez finalicen las justas deportivas. Todo lo contrario: una vez los Juegos Olímpicos lleguen a su fin, el lugar se convertirá en un sector residencial y comercial ecológicamente sustentable.

Si usted está en Londres en este momento, o desea visitar la ciudad posteriormente, tiene que hacer una parada en esta zona creada especialmente para los Juegos Olímpicos con el fin de observar la villa olímpica, el estadio, el parque acuático y el velódromo que hoy se levantan allí. En todas ellas se hizo una combinación entre edificaciones antiguas remodeladas y diseños nuevos, dando como resultado estructuras interesantes.

La villa olímpica está conformada por un conjunto de edificios con 8 ó 12 pisos de altura, rodeados por miles de árboles que en el futuro servirán de hogar a especies animales como la nutria, el Martín Pescador y la Garza Real. Hacia la zona del río se diseñó un gran parque con jardines generosos, alrededor de los cuales se dispusieron mercados, cafés, bares y plazas de eventos.

En cuanto al estadio, éste tiene como característica principal su techo colgante circular, el cual está sostenido por cables de acero y es fácilmente desmontable. Con capacidad para 80.000 espectadores y una inversión de 537 millones de libras esterlinas, hoy es el estadio más costoso del mundo.

El parque acuático y el velódromo son, sin lugar a duda, las grandes estrellas del complejo deportivo. El primero tiene capacidad para 17.000 personas y se destaca por su techo en forma de ola, inspirada en el fluido geométrico del agua en movimiento. El velódromo a su vez se destaca por la geometría de su cubierta, la cual refleja dos características propias del ciclismo: ligereza y eficiencia. Una auténtica joya arquitectónica que perdurará para la posteridad.
 

Compartir

¿Te imaginas viajar al lugar que siempre has soñado? ¡Es posible!

Artículos relacionados

CVU te acerca al viaje de tus sueños.