Volver

Solicitar un préstamo para viajes ¿Una buena decisión?

2019-03-28

Recibe información
de destinos

Bien sea por vacaciones, por conocer el mundo, por tiempo libre o simplemente porque es uno de tus hobbies, viajar es un gusto que a la mayoría de personas nos gusta disfrutar, y en un mundo ideal, todos tendríamos suficiente dinero para viajar. Pero en realidad ese no es el panorama real para muchas personas, por eso deben buscar otras opciones para poder financiar ese deseo. Pero entonces, ¿hacer un préstamo es la solución?, no es una pregunta fácil de responder, y depende en gran medida de a quién le preguntes.

Un préstamo de viaje es como cualquier otro en el que pides una cantidad fija de dinero a alguna entidad principalmente un banco o cooperativa, para financiar un próximo gasto, en este caso tus vacaciones. Cuando haces el préstamo, estarás de acuerdo con las condiciones de la entidad, incluido el pago de intereses y cualquier tarifa asociada (por ejemplo, tarifas iniciales y continuas) y lo pagarás en un plazo acordado.

En muchas situaciones no hay nada de malo en eso. Los préstamos son una manera de alcanzar un objetivo a corto plazo, como los viajes y son una manera de financiar tus vacaciones. Sin embargo, necesitas pensar esto con sensatez. Los bancos ven la enorme brecha entre la realidad y las aspiraciones como una gran oportunidad y debes ser lo suficientemente inteligente como para tomar prestado de manera responsable, porque en ocasiones las tasas de interés que los bancos imponen en esta clase de préstamos pueden ser muy altas e incurrir en gastos adicionales que jamás habías pensado.

Antes de sacar tu préstamo, ¿por qué no piensas en un plan de ahorros que te permitirá cubrir todo tu viaje antes de irte, sin endeudarte? de esta forma puedes hacer tu viaje de ensueño sin ninguna preocupación. Cuanto más puedas ahorrar de antemano, por supuesto, más cerca estarás de cumplir tu deseo de viajar; entonces, si estás considerando solicitar un préstamo para viajar, asegúrate de haber considerado lo siguiente.

  • Quizá los Intereses van a empezar a ser cobrados desde el día en que sacas el préstamo.
  • Es menos flexible ya que tienes que sacar una suma global.
  • Los préstamos son tentadores por su disponibilidad y ofrecen efectivo por adelantado. Pero no tiene sentido pedir prestado si no necesitas el dinero y lo puedes ahorrar.
  • Nunca arriesgues ir más allá de tus posibilidades. Si el  pago mensual de préstamo excede tu ingreso mensual, considera no tomarlo.
  • Recuerda que retrasar un pago puede afectar negativamente a los puntajes de crédito y obstaculizar tus posibilidades de tomar un préstamo para otras necesidades más adelante en la vida.

En resumen, si no tienes el nivel de ingresos garantizado y una forma de devolver el préstamo cuando regreses de tu viaje y no crees que seas lo suficientemente disciplinado para hacer los pagos regularmente, no hagas una préstamo para viajar que puede hacer que probablemente tu viaje sea más costoso de lo que pensabas. Para estos casos existen otras opciones más rentables y de acuerdo a tu comodidad, como hacer un plan de ahorro que te permita cumplir ese deseo de viajar. Si quieres saber más, conoce nuestros planes de ahorro para viajar.