Volver

¿Cómo ahorrar para viajar más?

2020-10-07

Recibe información
de destinos

¿Quieres viajar y no sabes cómo ahorrar dinero para hacerlo y cumplir tu sueño? No te preocupes, es normal que el dinero sea una de tus intranquilidades, nosotros te damos unos tips para que cumplas tu propósito. Puedes ser creativo, tomar varias medidas de ahorro y/o de incremento de ingresos y hacer un plan de viaje que resulte atractivo sin ser costoso.

Además, adoptas una conducta disciplinada aplicando las siguientes acciones, así podrás conseguir el dinero que requieres para el viaje que anhelas desde hace tiempo. Se trata de una prueba de fondo que te permitirá ganar un aprendizaje de largo plazo para que siempre puedas hacer tu viaje de vacaciones anuales, e incluso en algún momento tomarte una larga temporada para recorrer el mundo.

 

Seguimiento de tus gastos

El primer paso para iniciar es sencillo: tómate un día de tu tiempo libre para hacer un análisis exhaustivo de tus gastos en el último mes, o preferiblemente, durante el último trimestre. No lo conviertas en una tarea pesada, que quieras terminar tan pronto sea posible. Hay tres maneras usuales de gastar dinero: en efectivo, en tarjetas (débito y crédito) y mediante transferencias.

Los gastos con tarjetas y transferencias dejan una huella electrónica fácil de seguir, no así los gastos en efectivo. Anota durante un mes o durante el período de tu tarea tus distintas fuentes de ingreso: extracciones de cajeros automáticos, mesadas, préstamos de padres (de esos que nunca pagas, pero que gastas) y otros. Tendrás que anotar cada gasto que hagas con el dinero en los bolsillos. Utiliza la aplicación de notas de tu celular o una libreta.

 

Analiza cómo estas gastando

Una vez que tengas toda la información, dedícate a anotar todos los gastos que has realizado. Seguramente habrá varios gastos repetidos, por ejemplo, cafés, helados y almuerzos en la calle, por lo que después de anotar cada uno tendrás que agruparlos.

En tu patrón de gastos habrá unos inelásticos y otros elásticos. Los primeros son los que ofrecen pocas oportunidades de reducción, por ejemplo, el costo de la cuota de casa o el arriendo de la vivienda.

Concéntrate en primera instancia en los gastos elásticos, que son los que ofrecen mayores posibilidades de reducción. Seguramente encontrarás probabilidades de ahorro al primer golpe de vista. Este ejercicio de un día te servirá para toda la vida ya que, con números en la mano, sabrás a dónde va tu dinero exactamente y podrás identificar gastos innecesarios.

 

Prepara un presupuesto

Este presupuesto estará sujeto a la cantidad de dinero que necesitarás para el viaje y tendrás que aplicarlo durante el tiempo que te permita reunirlo.

Supongamos que viajarás por un mes dentro de un año, por tanto, dispondrás de 12 meses para ahorrar la cantidad requerida. Con tu patrón de gastos en la mano:

  • Establece un nivel de ahorro en cada partida de gastos elásticos hasta conseguir un monto por mes.
  • Controla semanalmente que te estés apegando a tu programa de gastos e introduce los ajustes que sean necesarios.
  • Nunca salgas de compras “libres”. Si vas a hacer el mercado, establece de antemano cuánto vas a gastar como máximo.
  • En tus salidas en grupo, deja las tarjetas en casa y gasta en efectivo solo lo que tengas previsto.