Volver

Qué es ser mochilero

2020-07-29

Recibe información
de destinos

Ser mochilero es un estilo de viaje que te ayuda a estar en el “aquí y ahora”, además moverse por distintos destinos para disfrutar. Esta idea de viaje es histórica, provenía de monjes, beduinos, nómadas siendo estilo de vida. Si lo tuyo es viajar siendo mochilero, antes de emprender ese viaje averigua sobre cada uno de los destinos que te atraen, vas a tener que tomar decisiones a diario, aprender a vivir en movimiento y saber manejar tu dinero.

Qué llevar, en qué espacio

Si viajas de mochilero siempre es mejor investigar el clima, y lleva contigo ropa versátil, unos buenos pares de zapatos y siempre lleva pocos productos, pero siempre que sean de 100 ml. Se puede vivir con poco y en cada lugar puedes encontrar lo que necesitas. En los hostales, siempre hay servicio de lavandería.

Lleva las cosas en mochilas que puedes cargar así te ahorras tiempo y es cómodo, además puedes llevarlo contigo sin documentar equipaje en el bus o en el avión. Cuando realices tu compra no limites gastos en tus mochilas, una de mala calidad puede generarte dolor de espalda y arruinarte el viaje. Asegúrate que sean cómodas, acordes a tu estatura, que tengan las bandas anchas y acolchadas y que el diseño sea ergonómico y práctico.

Reserva con tiempo

Uno de los consejos para viajar en modo mochilero de forma económica, es reservar con tiempo y ser flexible en los días. Lo mejor de viajar de mochilero es que no tienes que comprar un vuelo redondo, pues podrás explorar distintos lugares volviendo de un país o ciudad distinta. Uno de los secretos de los viajeros para alargar su tiempo de viaje es su habilidad de ajustarse siempre a su presupuesto diario y así evitar gastos excesivos.

 

Disfruta también los tiempos de desplazamiento

Es importante que aprendas a utilizar tu dinero del día a día con cabeza y control, una forma de hacerlo es apuntar todos tus gastos en una libreta. Viajar de esta manera, no es irse de shopping, es vivir la cultura del lugar al que vas a fondo. Haz una búsqueda con tiempo de lugares baratos para comer.

Disfruta también los tiempos de desplazamiento

Seguramente vas a moverte de lugar en lugar, en autobuses viendo los paisajes. Cuando finalmente llegues a tu destino intenta disfrutar al máximo de no tener nadie que te diga lo que hacer. Evita el transporte público y camina lo que más puedas para conocer. Disfruta del arte urbano, tiendas y buenas cafeterías del lugar. 

Ahorra dinero

Sabemos que según la temporada el precio de los viajes en autobús y vuelos varían considerablemente en función del mes, día e, incluso, hora del viaje. Asegúrate de escoger tiempos donde hay poca afluencia de gente, viaja en horas de noche, y escoge los días donde hay descuentos. Te ahorrarás una buena cantidad de dinero.

Hay muchas ciudades y países en los que los museos no son gratis, pero sí que ofrecen un día de puertas abiertas a la semana en el que puedes visitarlo sin pagar entrada. Solo es cuestión de consultar la guía de viajes o la página web del museo para enterarse de cuándo vas a poder entrar sin pagar.