Volver

¿Cómo viajar con equipaje mínimo?

2020-10-06

Recibe información
de destinos

Para viajar existen tantas formas de hacer la maleta como tipo de viajeros. Algunos viajan con la casa a cuestas y empacan objetos que pueden resultar inoficiosos, cargando maletas de 25 kilos. En círculo de viajes te vamos a contar cómo puedes viajar con lo mínimo y llevar lo básico en su equipaje de mano, sin excesos, pero con todo lo necesario y los enormes beneficios.

No haces cola

Una de las mayores ventajas de viajar con equipaje de viaje es que no debes hacer cola de espera para guardar tu equipaje ya sea transporte terrestre o aéreo; si viajas en tu propio automóvil tienes espacio extra. En los casos de viajes largos con paradas o escalas otro beneficio porque siempre la tendrás a tu alcance, así ahorrar tiempo y ganas en disfrutar.

Aprendes a viajar con lo justo y necesario

Otro ahorro al aprender a viajar con un equipaje ligero y de mano es que te enseñas a empacar lo que necesitas y aprovechas rebajas a la hora de comprar tiquetes. Un gran consejo que podemos darte es descarta los famosos «por si acaso» y en cuanto tengas alguna duda sobre si llevar algo o no piensa si es realmente imprescindible.

En los viajes más largos, que excedan de una semana, valora la posibilidad de hacer uso de negocios de lavandería unidos al turismo que en casi cualquier lugar del mundo son económicos.

Ya no tienes excusa: no es necesario meter un conjunto para cada día, así que lleva sólo lo justo. Piensa que si hay algo que al final necesites siempre tienes la opción de comprarlo en tu destino.

Qué maleta o mochila escoger

Nosotros solemos viajar con maleta porque nos resulta más fácil acomodar la ropa y objetos personales, esto va en función de gustos y del tipo de viaje que se va a realizar. Para viajes más movidos en los que hay que coger constantemente transporte público de todo tipo quizá sea más cómoda la mochila.

Para cargarlo es recomendable que las maletas sean de 4 ruedas que se manejan con facilidad y giran muy bien. Para las ocasiones de viaje de aventura es mejor la mochila o montañismo que te facilitan llevarlo cargado y moverse con facilidad.

 

¿Qué meter en la maleta?

Hay tres grandes bloques en los que dividimos nuestro equipaje y en función de ellos lo organizamos: ropa, productos de aseo y electrónica. Pero antes, hacemos una lista con todo lo necesario.

Como ya estamos mentalizados de que para viajar es mejor hacerlo con lo básico, nos limitaremos a meter en la maleta aquellas prendas de ropa que realmente necesitaremos, primando el aspecto práctico sobre todo lo demás.

Por ejemplo: Optamos por meter 2 ó 3 pantalones, 4-5 camisetas de manga corta, 1 camiseta de manga larga, 1 par de zapatillas deportivas de repuesto, calcetines y ropa interior. En función del tipo de viaje añadimos unas chanclas de ducha, 1 toalla de microfibra que apenas ocupa, un chubasquero de los que van plegados sobre sí mismos y no ocupan nada y un par de bañadores o bikinis.

El truco está en llevarte puesto el calzado y ropa que más abulte, además de una prenda de abrigo que puedes atarte a la cintura o llevar en la mano. Así ahorras sitio en la maleta.