Volver

5 Hábitos para mejorar nuestra libertad financiera

2020-06-25

Recibe información
de destinos

En la actualidad observamos un mundo rodeado de ofertas, promociones, descuentos y puedes experimentar gran atracción al deseo de comprar; sin embargo, algunas personas no evalúan con detenimiento si están realizando una compra inteligente, es decir, no consideran todos los factores y posibilidades de compra. Con lo anterior vemos algunas acciones que genera malos hábitos de consumo los cuales se ven en el día a día.

Algunas veces no se percibe el valor del dinero que se invierte, en varias ocasiones no se mira una etiqueta de precio o se compara en diferentes almacenes un mismo producto; sin darse cuenta se está desconociendo la importancia de los ingresos y el esfuerzo mes a mes con que estos se generan, entrando en la carrera de los roedores.

 

Pero, ¿Qué hábitos deberíamos cambiar para mejorar nuestra inteligencia financiera?

Gastar todo lo que recibe: Muchas veces se dispone del 100% de los ingresos, se asume y no se programa para los gastos básicos, para gastos de ocio y gastos eventuales; en resumen, todo ingreso se genera para un gasto y justificamos el no poder ahorrar por un exceso muchas veces innecesario del mismo.

Una buena opción que se puede empezar a emplear es el método de ahorro 50, 20, 30 que nos permite organizar nuestros ingresos en

50% Gastos básicos: Hogar, servicios, alimentación, compromisos con bancos.

30% Gastos de Ocio: Reuniones, viajes, cine, compras.

20% Ahorro.

Gastar por lujo En ocasiones no se es consciente de las compras que se realizan por estatus dejando a un lado la utilidad y el beneficio del producto, guiando la compra solo por una marca de moda o lujosa, que pueda ser visible a las demás personas; inclusive realizar compras que no han sido programadas.

Se pueden evaluar las marcas con las que se tiene afinidad y realizar un comparativo de los productos que se deseen adquirir teniendo en cuenta calidad, variedad y uso. El resultado; una compra más equitativa que permite sentirse satisfecho con lo que adquirimos.

Gastar por impulso ¿Te ha pasado qué has entrado a un almacén a ver que puedes comprar sin saber realmente lo que quieres? Comprar por diversión, y sin expectativa es un método de compra muy común, pero es un hábito que debemos erradicar si queremos mejorar nuestra libertad financiera.

Antes de ir al Centro comercial o al almacén, has una lista de productos en los que estas interesado para tener una meta fija de compra, así puedes entender lo que quieres y no realizas compras camufladas que posiblemente no tengan el uso que se debería.

Comprar con TDC Cada vez se percibe que el uso de las tarjetas de crédito no es el optimo y generamos cobros altos en intereses extendiendo el valor de la compra por periodos largos, muchas veces doblando el valor de la compra.

Deudas por consumo excesivo Hay un concepto errado con las TDC pensando en que se usan para comprar cuando no contamos con el dinero, siendo un concepto erróneo; a no ser que exista un incremento en sus ingresos, el sueldo es el mismo y posiblemente tendría que extender plazos de pago para salir del compromiso.

Frente a las tarjetas de crédito podemos mejorar ese hábito de consumo:

  • Al adquirir tarjeta de crédito, teniendo una buena vida crediticia puedes negociar las tasas de interés siendo útiles a tu bolsillo.
  • Evaluar los cobros que te genera la tarjeta de crédito como cuotas de manejo y seguros confirmando si son obligatorios, evitando el cobro de dichos gastos.
  • Procura pagar tus compras en el menor tiempo diferido en la tarjeta, por ejemplo, un producto diferido a 5 cuotas poder pagarlas en 3 con el fin de evitar intereses.
  • Realiza compras estratégicas, procura saber o que vas a comprar analizando los cobros evitando caer en afectaciones económicas o que no puedas cumplir.

El ahorro es la mejor opción para planear y cumplir una meta, como lo puedes hacer con Círculo de Viajes Universal realizando aportes programados para cumplir el sueño de viaje. Si realizas un viaje con tarjeta de crédito vas a tener que pagar intereses de acuerdo a las cuotas que utilices, con nuestros planes te ahorras el pago de intereses, solo debes programar tus aportes, por eso CVU es la forma inteligente de viajar.