Volver

Un paraíso llamado Nuquí en el Pacífico chocoano

2019-05-20

Recibe información
de destinos

A este destino maravilloso llegan viajeros amantes de la vida natural y el ecoturismo, investigadores y biólogos, ideal para artistas, pintores, fotógrafos y realizadores de cine, para escritores y por supuesto, para turistas y parejas en luna de miel. Llegan en cualquier época del año a ese paraíso del pacífico colombiano, en busca de tranquilidad y bellos paisajes, playas, soberbias cascadas y bosques vírgenes, pasarlo bien haciendo senderismo, ir de pesca o a los baños termales agradables y saludables.

Los realizadores de cine o los fotógrafos saben que esa región es perfecta para producir imágenes e historias a través de documentales de enorme interés científico. En familia o con los mejores amigos, Nuquí es para compartir juntos la naturaleza, ni qué decir de parejas en plan romántico, recorriendo lugares inolvidables. Entre los más espectaculares están Guachalito y Termales al sur.

Sólo se llega en avión o por barco, lo cual ayuda a mantener ese destino lejos al menos por ahora de la sociedad consumista. Gente amable y hospitalaria, con su manera sencilla de ser hace sentir muy bien al turista. Quienes viajan gozan de condiciones climáticas que aunque impredecibles, no impiden disfrutar ese mundo mágico que es Nuquí. No afecta el viaje pues se puede realizar variadas actividades turísticas.

Escenario de prácticas deportivas y recreativas

Deportistas acuáticos aprovechan su estadía para nadar, hacer sorfing con las mejores olas de Colombia, en especial en Rio Termales, en Pico de Loro, Playa Terquito, Juan Tornillo y Playa Brava. El kayak se practica remontando los ríos de Nuquí. El Coquí o el Río Joví, son los más conocidos.

La Pesca artesanal se lleva a cabo en canoas nativas por el río Joví. A través del agua se ven peces y se puede pescar el famoso sabaleta usando arpones y caretas, gracias a que el agua transparente facilita esta práctica. Un plan exquisito es navegar en champas, embarcaciones de madera curada para una o dos personas y fabricadas por habitantes nativos.

Grata aventura es poder hacer velerismo o bucear. No hay que olvidar que las aguas del Pacifico poseen fuertes corrientes, por eso se exige la Certificación PADI. También es importante asesorarse y existen escuelas de entrenamiento para buceadores novatos, indispensables para aprovechar al máximo el mundo submarino de incontables bellezas, flora y fauna, arrecifes de coral y otros recursos naturales existentes.

Un plan para hacer es el Sendero Interpretativo Mar y Río, ver mareas altas y bajas, los caudales de ríos importantes, un paseo a pie o navegar por los manglares en canoa nativa llamada chingo, deleitando la vista con la exuberante fauna y flora de la región. 

Avistamiento de ballenas

Otra razón de viajar a esa región del Pacífico cercana a Nuquí, es poder ver ballenas, uno de sus atractivos. Los investigadores organizan excursiones en época de avistamiento de esos imponentes cetáceos que se acercan a la costa para desovar. En inmediaciones Bahía Solano, a finales de octubre, es posible observar esta especie animal, la más grande y monumental del planeta.

Sean todos bienvenidos

Desde hace mucho tiempo, los viajes a la región del Chocó generaron una dinámica en la infraestructura de servicios. Los hoteles y demás formas de alojamiento han crecido y se han construido nuevos establecimientos para atender la creciente demanda de los últimos años. Uno de ellos es el Coibá Ecolodge, tipo de alojamiento llamado Preferente, excelente servicio dentro de su relación calidad-precio, situado frente a la playa del Pacífico, distante a una hora en barco desde el aeropuerto de Nuquí.

La Joviseña recibe a sus huéspedes en instalaciones cómodas, con jardín y terraza, que es parte de la oferta en algunos de sus alojamientos, restaurante y balcón. Otra oferta de hospedaje es Ecolodge Mar y Río, buen alojamiento en cuartos con vista al mar o a zonas verdes exuberantes, señal Wi-Fi gratis, zona de estar y comedores. Se ubica en una región de turismo ecológico junto a las playas de Guachalito en el Pacífico.

Finalmente, Cabañas Refugio Salomón cuenta con cómodas habitaciones, terraza, baño de aguas termales y acceso privado a la playa. En las tiendas se pueden adquirir productos como cremas de protección solar, cachuchas, gafas oscuras, sandalias, en fin, variados artículos de playa. En su restaurante se sirven platos con comida de mar. La zona de información turística es importante para programar paseos y excursiones por la zona.

Para aprovechar las ventajas de ese maravilloso paraíso, es mejor ir con suficiente tiempo, conocer sitios de interés como el Parque Nacional de Utría ubicado en la bella ensenada donde se disfrutan las aguas cálidas del pacifico, en aislamiento total para descansar del excesivo trabajo.

Ningún sitio como este para estar en la naturaleza, caminar por entre la selva tropical o tomar un refrescante baño bajo las llamadas cascadas del amor. Es un escenario para el ecoturismo que entrega a los visitantes la magia de bosques vírgenes y playas ardientes y placenteras.

Datos de interés

  • El clima es variable, difícil de predecir. Predomina tiempo lluvioso tropical. Son muchas las horas del día que permanece despejado y cálido.
     

  • Los productos que se pueden adquirir en el área de playa son económicos, como alimentos y bebidas típicas de la zona.
     

  • Se puedes viajar a Nuquí con toda tranquilidad, es un lugar seguro si se quiere observar paisajes inolvidables y admirar la naturaleza.