Volver

Destinos turísticos que todo amante del café debe conocer

2019-04-04

Recibe información
de destinos

Despertar con el olor de un buen café es para muchos el mejor comienzo del día. Si eres amante de esta bebida, tal vez te interesa conocer más sobre los destinos del café y cómo puedes disfrutar de una deliciosa taza mientras conoces lugares increíbles. Aquí te presentamos algunos que no puedes perderte.

Colombia y el eje cafetero

El café colombiano es reconocido mundialmente por su suavidad y calidad premium. Las buenas condiciones climáticas de la zona cafetera del país, garantizan que se pueda ofrecer un excelente café durante todo el año. 

El eje cafetero que comprende los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío, además del Norte y Oriente del Valle del Cauca y el Noroccidente del Tolima, conforman esta ruta del café que no puedes perderte.

Viajar a Salento en el departamento de Quindío, por ejemplo, te ofrecerá una experiencia de viaje inolvidable, pues no solo podrás vivir la experiencia cafetera, sino que conocerás un lugar lleno de color, diversión, arquitectura y paisajes para relajarte y disfrutar de la naturaleza, como en el hermosoValle del Cocora.

Salento y otros pueblos como Filandia, Santa Rosa, Calarcá y Quimbaya se han convertido en destinos imperdibles para viajeros de todo el mundo. Acá puedes conocer de cerca todo el proceso del café, desde su cultivo en las fincas locales hasta recibir por parte de expertos la explicación del ciclo de tostión, molienda y empacado.

No te quedes sin asistir a un taller de catación con baristas expertos, donde podrás saborear diferentes variedades y aprender a reconocer sus principales características. Y si quieres conectarte todavía más con la cultura cafetera, podrás vestirte con los atuendos tradicionales mientras recorres las fincas durante tu estadía. No olvides tomar la foto para el recuerdo.

El eje cafetero para toda la familia

De acuerdo con ANATO, Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo, durante 2018 quedó establecido que el eje cafetero es el destino más vendido en el país, después de Cartagena y San Andrés. 

Se trata de una región donde puedes encontrar planes para todos los miembros de la familia y donde además de descubrir los cultivos del café, también podrás deslumbrarte con la diversidad natural de esta zona.

El Parque Nacional del Café es de esos lugares creados para satisfacer las necesidades y gustos de todos. Puedes encontrar atracciones mecánicas como montañas rusas, karts y teleférico, así como shows creados para conectar con los más pequeños, para que de una forma didáctica y creativa conozcan más del café y de la riqueza natural de esta región de Colombia.

Obviamente no puedes dejar de hacer un paseo en los jeep clásicos “Willys”, medio de transporte principal de la zona. Un símbolo de la región que sirve para transportar personas, animales, y por supuesto, café.

¿Ruta ideal?

Puedes llegar a Armenia para hacer un recorrido por la capital del departamento del Quindío. Incluye en tu agenda visitar el Parque Panaca y el Parque Nacional del Café. 

Continúa tu ruta del café visitando pueblos emblemáticos como Salento y Filandia. En este último podrás apreciar la arquitectura colonial antioqueña llena de color.

Refréscate visitando los termales de Santa Rosa de Cabal y termina tu recorrido con un city tour por la ciudad de Pereira, capital del departamento de Risaralda. Conoce aquí más de cómo puedes disfrutar del llamado ‘Triángulo del Café’.

¿Cuándo?

Enero y febrero son buenos meses para viajar al Eje Cafetero, pues muchos viajeros prefieren visitar el Caribe durante esta temporada de vacaciones. El clima en esta región del país es cálida, aunque se pueden registrar temperaturas frías durante todo el año.

Lleva ropa y zapatos cómodos. No olvides incluir en tu equipaje abrigos para protegerte del frío en la noche. Prepara tu maleta y alista tu paladar para disfrutar de una deliciosa taza de café colombiano. ¡Buen viaje!

 

Planes viajeros

Prepárese para la Copa América de Fútbol 2020

2019-09-24

Muy contadas personas podrán girar cheques sin problema para asistir a los partidos de Copa América de Fútbol en Colombia y Argentina, sedes de la convocatoria 2020. Viajar a esos destinos supone un costo alto para amantes de ese deporte, por eso es hora de prever cómo será la financiación si desean ver los partidos de manera presencial.

Por licitación se escogerá la empresa que prestará el servicio de transmisión por televisión internacional. El sorteo de escenarios será el 3 de diciembre en Cartagena, según la Conmebol. La selección de Catar es invitada especial por ser sede de la Copa Mundial para el año 2022

No se endeude… ahorre

Aficionados al fútbol que desean asistir a los estadios no tienen que endeudarse con préstamos de altos intereses, pues disponen de dinero propio al pagar con disciplina la cuota mensual. Argentina y Colombia son destinos atractivos para visitar, pero el valor de los pasajes aéreos, los hoteles y la alimentación, son gastos muy elevados. Para costear dichos servicios turísticos existen planes de ahorro a 12 meses, que permiten autofinanciar el viaje. 

Viajar a Argentina

Uno de los atractivos de la Copa América 2020 es poder ver los partidos en los estadios, viajar a destinos en Argentina, país donde se jugará el primer partido y en Colombia, visitar las ciudades donde se jugará la gran final en la ciudad de Barranquilla, casa de la selección Colombia ratificada como sede por el director técnico Carlos Queiroz.

Y es además la ocasión para viajar a ciudades turísticas de Argentina. En Buenos Aires se jugará en el Estadio La Bombonera sede del club Boca, en El Cilindro de Avellaneda, que forma parte del Gran Buenos Aires, el Estadio Mario Alberto Kempes en la ciudad de Córdoba, en Mendoza Estadio Malvinas Argentinas, Estadio Bicentenario de la ciudad de San Juan y Estadio Único en la ciudad Santiago del Estero. 

Colombia tendrá sus sedes en tres ciudades. En Medellín se jugará en el Estadio Atanasio Girardot, en Barranquilla en el Estadio Metropolitano, en Cali, Sultana del Valle, en el Estadio Pascual Guerrero y en el Estadio Nemesio Camacho “El Campín” de la capital Bogotá.

 

+
Planes viajeros

Desfile del Día de los Muertos, México

2019-10-04

Al llegar el año 2008, México recibió una importante noticia:  la Unesco enaltecía el famoso Día de los Muertos, distinguiéndolo como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. La tradicional fiesta que venía realizándose desde antes de la conquista española, recibió el reconocimiento y de esa manera, ponderó el valor de la celebración más representativa de una cultura marcada por muchos años de historia.

En el período precolombino se llevaban a cabo rituales especiales para reconocer la vida de los ancestros. Los aztecas iniciaron las fiestas ceremoniales que se popularizaron con el paso del tiempo.

 

Así se festeja el trascendental día

El Día de Muertos reúne elementos de la idiosincrasia indígena, en especial de las etnias maya, totonaca, mexica y purépecha. En México, algunos grupos practicaban la conservación de cráneos de sus antepasados, eran trofeos que se exhibían en el vistoso desfile para simbolizar la idea de la muerte y el renacimiento.  

 

Desde mucho tiempo antes de la llegada de los españoles a América, esa tradición se arraigó fuerte en las costumbres de las comunidades. Honraban a sus muertos en diferentes épocas del año. Es tan fuerte esa tradición que en el período de conquista y colonia la Iglesia Católica hizo esfuerzos para desarraigar esa creencia y con ella los festivales rituales, pero no consiguió hacerlo y fracasó al intentarlo. 

De esa circunstancia se produjo un hecho histórico, la fusión de dos conmemoraciones católicas, el Día de Todos los Santos y el Día de los Fieles Difuntos. Parte del pueblo cree aún que las almas de sus seres queridos regresan de ultratumba durante el Día de Muertos. Por tradición el 1 de noviembre se celebra para los niños y los difuntos y el día 2 para los adultos. 

Las familias visitan los cementerios en el día o en la noche, acuden para rendir culto y encender velas que colocan sobre las tumbas, pensando que de esa manera ayudan a iluminar el camino de las almas en su travesía de regreso. Incluso encienden velas para las almas olvidadas. Esa creencia milenaria los lleva a organizar festejos especiales con ofrendas, comida, bebida y juguetes para los niños, buscando seducir a sus ancestros para que retornen pronto a casa.

+